domingo, 15 de octubre de 2017

Toda una Vida



Robert Seethaler
Ediciones Salamandra
ISBN: 978-884-9838-815-2

Que afortunado soy otra bella novela de apenas ciento cuarenta páginas que te reconcilia con la sencillez.
Por si alguien no se había dado cuenta huyo como de la peste de los libros demasiado gruesos, mantengo la idea como la que Petros Mararis plasmó en una entrevista sobre la extensión de una novela, que no hay que editar "mamotretos" -esto es una interpretación mía- para que sea bueno o agradable a la lectura; desde mi suplicio personal con "Los pilares de la tierra", me pienso muy mucho antes de embarcarme con un libro de más de quinientas páginas pero si es pequeño o breve me lanzo casi sin pensarlo, este en concreto lo agarré al vuelo para mis vacaciones aunque ya llevaba mi buena dosis de libros para el avión y el "pobre" me aguantó la primera escala, pero que bien me lo pasé, que agradable volver a leer algo sobre la sencillez de vivir sin más objetivo que el de ser feliz.
Andreas es un habitante de los montañas italianas, cojo por culpa de un accidente pero que no le merma en nada para desarrollar su vida cotidiana, una vida cotidiana que consiste en talar árboles, construir teleféricos y amar a su joven esposa, criado por su tío en un ambiente que precisamente de amor no es, se tendrá que adaptar a los radicales cambios que su entorno le obliga, ya sea la guerra o la llegada masiva de esquiadores o turistas de montaña, a pesar de todo Andreas conservará su modo de vida sencillo y sin aspavientos que harán de él un hombre feliz por mucho que la vida le de un revés detrás de otro como la muerte prematura de su esposa.
Un narrador en primera persona nos hará ver el mundo con los ojos de Andreas Egger, un hombre con escasa formación académica que apenas tiene amigos y al que le cuesta un mundo relacionarse con los demás pero a pesar de ello Andreas puede decir sin temor a errar que el si tuvo un amigo, Thomas Mattl, su jefe y un amor, Marie y eso no lo podemos decir todos. Aunque Andreas morirá solo y octogenario y sin televisor en su casa, su vida fue plena y en los momentos de felicidad, fue el hombre más feliz del mundo. Seguro que la sencillez de su vida espantará a más de uno pero a otros, seguro que les seducirá.
El paso del tiempo o la pérdida de su esposa no parece hacer mella en Andreas, ni si quiera el paso por la guerra y su alistamiento voluntario en el ejército alemán para combatir en el frente ruso, no hay una crítica a eso, pero es que no puede haberla pues Andreas se alista para salir del pueblo, pues nunca ha salido y si al principio le rechazan por su cojera, la falta de hombres les hará reclutarlo al final; su experiencia en los campos de trabajo y su amistad con otros presos no le hace cambiar de forma de ser, esa es su fortaleza.
Cuando ya en su madurez se convierte en guía de montaña, mantiene la frugalidad en su vida y ni si quiera el reencuentro con su tío que ha perdido sus hijos en la guerra le agrian el carácter; en definitiva, Andreas es un buen tipo del que todos nos podríamos fiar.
Ya lo decía Don Hilarión: "hoy los tiempos cambian que es una barbaridad" pero hay personas que siguen fieles a sus convicciones y sus principios, que envidia.
Una breve novela deliciosa que seguro que hará las delicias de todos, incluso de los amantes de los "mamotretos".

sábado, 14 de octubre de 2017

Tierra de Campos




David Trueba
Anagrama Ediciones
ISBN: 978-84-339-9832-3


Como me gusta como escribe este escritor, lo descubrí con la novela "Cuatro amigos" y nunca me ha defraudado con todos los libros que han caído en mis manos suyos, admito que no son muchos pero siempre me deja una maravillosa sensación cuando cierro la última página.
Con el pretexto de llevar el cuerpo de su padre a su pueblo natal para recibir sepultura definitiva pues había fallecido unos años antes y enterrado en Madrid el cantante del grupo Los Moscas, Dani, hace un resumen de su vida, de su carrera, de sus anhelos en una lucha generacional que se repite de forma infinita en el tiempo. En el trayecto, acompañado por un trabajador de la funeraria, Jairo, hace balance desde su más tierna infancia, con el descubrimiento de su adopción y asumir que su madre enferma de Alzheimer no es su madre biológica, pasando por sus primeros acordes con sus amigos inseparables del colegio de curas al que van, Gus y Animal; sus matrimonios o parejas fallidas, sus hijos, en decir, un balance vital en un viaje a los orígenes de su familia, un origen que a pesar de pasar allí los veranos, no son los de Dani nuestro protagonista.
Esa última voluntad de su padre no se convierte en una lista de reproches para con sus mayores o él mismo, aunque hay lamentos Dani asume su vida como es y como ha llegada a hoy en día, siempre hay un resquicio a levantarse y eso me gusta, me encanta, lo adoro; tiene ese sabor a los personajes literarios y cinematográficos que me atrapan y seducen; que tienen un sueño, la vida les da un rapapolvo detrás de otro y no se lamentan, se lamen sus heridas con o sin ayuda pero la vida se recupera de una manera u otra.
Dani Mosca usa la música o mejor dicho, la letra de sus canciones para curarse, ya sea de la presión social de una educación represiva o del final de una historia amorosa y es que yo mismo me he enamorado de las mujeres de su vida, de todas ellas y sin excepción, Oliva o Kei, envidio incluso la relación de amistad de los tres componente del grupo en sus diferentes matices y lo hace como añoramos las relaciones de amistad de cuando éramos jóvenes -en esto veo muchos paralelismos con "Cuatro amigos" aún cuando en esa novela son relaciones añoradas que ya no existen y en esta la relación de amistad con Animal pervive, la de Gus no porque fallece en extrañas circunstancias-, es un lenguaje directo y casi musical con el que nos recuerda todo lo que nos hemos dejado por el camino y son muchas cosas -y las que nos dejaremos-, tanto que ha activado cierta tecla en mi cabeza que me ha hecho tomar cierta decisión que en condiciones normales no hubiera hecho de forma tan radical.
Después de la lectura me planteo algunas cuestiones: ¿qué papel en realidad juega el padre en la historia? yo creo que es un mero catalizador para que Dani explique todo, el traslado del cuerpo de un padre es un mero pretexto; ¿por qué lo divide como los discos antiguos en cara A y cara B si es un mismo "disco"?
Es un libro que apela a lo que todos hemos soñado y pocos o ninguno ha conseguido y quitándole brillo a ese "logro", plagado de sentimientos profundos que nos serán afines o muy familiares, desmitifica algunas de las figuras del sexo, droga y rock & roll, trayéndonos al mismísimo Serrat en una gira por Japón.
De lectura fácil, está escrito en primera persona, plasma una lucha generacional en la relación difícil con su padre; pero nada nuevo bajo el sol, la lucha generacional es un típico pero que no siempre se sabe plasmar de forma acertada y creo que Trueba lo ha logrado. Una lucha por no desaparecer de la vida sin dejar un legado o algo por lo que ser recordado y ese si es un difícil y duro trabajo.
En resumen, una novela que me ha encantado, que tiene muchas referencias aplicables a mi vida y eso que yo no soy músico ni un tipo de éxito, quizás soy uno del montón de los que van a escuchar a los moscas y envidian una vida que solo imaginamos.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Bull Mountain



Brian Panowich
Ediciones Siruela
ISBN: 978-84-17041-33-5

Traigo en esta ocasión una novela que seguro no será para todos los paladares, amantes de violencia salvaje y sin escrúpulos, que ni se acerquen; si vuestro estómago es capaz de resistir que un crío de 9 años contemple y ayude a su padre a enterrar a su tío en una ladera de la montaña por un desacuerdo familiar, pues esta es vuestra novela y os prometo que no os va a defraudar.
Gracias a un detallado árbol genealógico al principio de la novela podremos viajar en el tiempo y entre los personajes de la familia Burroughs sin perdernos, porque por momentos es un baile de atrás a delante o al revés que te saca del cuadro de la foto salvo que estés muy atento o tengas el esquema a tu lado. Una familia que "reina" en las montañas de Georgia haciendo de la producción de alcohol ilegal al principio de su historia, la marihuana más tarde para terminar traficando con metanfetamina siendo todas estas sustancias el origen de su poder y fortuna. Cuatro generaciones de Burroughs que han hecho y desecho todo lo imaginable fuera de la ley, unas veces en colaboración con clanes mafioso de Florida y otras solos y siempre sin que el brazo de la ley les alcance, porque esa es su tierra, su montaña y su ley.
Pero toda familia tiene un garbanzo negro y en esta es nada más y nada menos que el más pequeño del viejo Gareth su hijo Clayton, sheriff de toda esa zona, su convivencia es difícil pero se toleran porque el poder del Clayton es limitado pero todo parece cambiar cuando llega un misterioso agente federal, Simon Holly, que le propone acabar de un plumazo con el poder de los Burroughs pero sin que le cueste la vida a nadie de la familia, lo que no podía imaginar el sheriff Clayton es que ni su hermano por entonces jefe del clan, Halford, estará por la labor ni el agente federal tendrá una intenciones tan "nobles" pues tiene una intención oculta y que le relaciona de una forma y otra con todos lo Burroughs.
Una prostituta, Ángel -llamarme raro pero me suena tan extraño ver que mi nombre en otras latitudes sea propio de mujeres que me descuadra una barbaridad-, aparentemente sin relación alguna con la trama salvo por haber sufrido el ataque salvaje de uno de los Burroghs -no puedo ni debo decir de quién porque se chufla toda la trama-, es entonces cuando una obra con un aparente protagonista se vuelve coral en un todo que suena estupendamente y llena de matices, colores y olores y todos ellos bien regados por personajes muy peculiares que es imposible que no te guste alguno aunque solo sea para salvarle de toda la maldad que se respira y que tiene toda la pinta de que va a acabar como el rosario de la Aurora.
La novela destila ese extraño código de honor de los que se saltan la ley, un código férreo que lleva a la tumba si se te ocurre hacer una sola tontería. Como en otras obras de novela negra, los secundarios son tan importantes como los personajes principales y todos ellos cargan una tremenda mochila que daría para una obra casi solo para ellos, por ejemplo la mujer del sheriff, la patriarca del clan, el ayudante del sheriff o la camarera del bar.
De lenguaje poco dado a las florituras, directo y cruel por momentos, no hay tiempo a la clemencia o la empatía, ni si quiera con la pobre desdichada Holly, los bares no son de diseño, los problemas no son de psiquiatras de diván y no hay espacio y las borracheras o los puñetazos de los primos de los ángeles del infierno son de los que hacen sangrar. La violencia empapa todo, hasta las relaciones familiares, nada escapa en Bull Mountain al poder de los Borroughs.
Es la primera novela de Panowich y Siruela ha acertado con su publicación, os va a gustar seguro pero tener presente lo que os he comentado al principio, a los que huyen de la violencia, pues ni os acerquéis pero si no sois tan "escrupulosos", pues tiraros a este libro con ganas, no os defraudará.

domingo, 24 de septiembre de 2017

Tercera Cruz de Caballero




Ildefonso Arenas
Editorial Edhasa
web: www.edhasa.es 
ISBN: 978-84-350-6311-1


Penúltimo de los libros que compré en la feria del libro de este año en Madrid y que se había quedado abajo en la pila de pendientes, pero me fui a por él en cuanto reparé en su lomo nuevamente. La editorial Edhasa ya ha editado varios libros de Ildefonso Arenas pero para mi este título es el primero y la experiencia ha sido satisfactoria.
Huyo precisamente de ciertas etapas de la historia porque me atraen más otras, quizás por estar muy documentadas y que dan poco espacio a la imaginación pero veo que si el escritor es hábil, se puede y se consigue sin problemas y este es un ejemplo de este ejercicio de ficción histórica.
Uno de los motivos que me llevó a fijarme en este libro fue mi pasión por los aviones de todas la épocas, me da lo mismo que de alas de tela o del titanio más puro; el protagonista de esta trama es un oculto piloto español con orígenes germanos que se hace merecedor de una cruz de caballero -por favor leer los tipos de cruces de hierro en la Wikipedia para que veáis sus orígenes, las clases y algunos de los que la merecieron-, de origen prusiano y en teoría merecedora para todo soldado que hiciese servicios valerosos, era una condecoración llamémosla muy democrática pues podía ganarla desde un soldado a un mariscal de campo, en el caso de los pilotos se concedía por derribos de aviones enemigos; bien, vayamos al libro; un periodista alemán acompañado por un intérprete chileno están realizando un reportaje sobre todos los extranjeros a los que le fue concedida la cruz de caballero, en España aparecían los generales de la división azul y este enigmático teniente coronel del ejército del aire ya fallecido y al que ha dejado como heredera de todos sus vienes a una sargento especialista; esta soldado de profesión ejercerá de compañera y confidente de sus últimos días de vida y es en esos días donde le cuenta toda su vida, su papel en la guerra civil como piloto del ejército sublevado a pesar de ser hijo de un oficial republicano, su paso por la segunda guerra mundial como piloto del ejercito nazi, después de unos años como piloto comercial hasta ser reclutado como soldado de fortuna del recién nacido estado de Israel o sus oscuros días como piloto de un Vampire en su guerra de independencia, de 44 extranjeros merecedores de la cruz de caballero -de haber sido esta verdad- la de nuestro teniente coronel debería haber sido sin lugar a ninguna duda una de las más merecidas; no por el hecho del valor en si, por la fantástica historia que tiene este personaje, un personaje que yo calificaría sin temor a equivocarme de muy Perez-Revertiano (si, si, ya se que no existe este palabro pero sois muy listos y seguro que lo entendéis).
El libro está muy bien tejido, moviéndose entre el pasado más antiguo cuando narra el teniente coronel, el presente cuando es preguntada por el intérprete chileno o el año en el  que la sargento/conductora/asistente del teniente coronel te pone en situación, si a eso le sumas los personajes de la época, ya sean pilotos, políticos o agentes del todavía no creado Mossad, pues la fórmula funciona a las mil maravillas, y si encima te gustan los aviones y sabes de que trasto te está hablado pues más de uno se sentirá dentro de la cabina de BF109K en pleno 1944.

Os dejo la foto de una de estas bellas bestias de uno de los que se hayan en vuelo propiedad de EADS (fuente: Wikipedia)
El libro te hará ver lo incómodo de la existencia de este personaje para el régimen entonces del general Franco a pesar de los cuidados del general al frente del ejercito del aire de entonces y por ende, compañero de la escuadrilla azul en la segunda guerra mundial del nuestro teniente coronel.
El personaje de la sargento al final te deja con la duda de si su ayuda fue desinteresada o no en los últimos días del viejo guerrero, pero eso a nosotros nos debería dar lo mismo, pues al fin y al cabo, a él, si se lo pareció y le brindó unos días de paz y tranquilidad en los momentos finales de su existencia; ¿no es eso lo que anhelamos todos?.
Que no os asusten los términos militares alemanes a la hora de la lectura, ni los términos aeronáuticos, es muy sencillo y si os sirve de algo, para las series de los diferentes aviones, consultar la Wikipedia que os ayudará a encuadrarlos en el tiempo y ver sus características si os interesa.
Un hermoso ejemplo de novela historia que me ha encantado y que me ha llevado a las nubes azules.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Operación Paititi




Rubén Iwaki Ordóñez
Emaús Ediciones
web: www.emauslibros.com
ISBN: 978-612-45443-4-7


Hace ya algunos añitos visité Perú y vine enamorado del país y su gente, este libro no es de ese viaje pues yo me traje un libro serio -y esto de serio lo estoy diciendo con la mayor mala leche que se me puede pasar con respecto a este que os traigo- de María Rostworowski sobre los años previos a la llegada de Pizarro y los posteriores y el cambio que supuso para los Incas, pero eso es otra historia que en su momento publicaré; este libro se lo ha traído una de mis hermanas, catalogado como Best-Seller de cierta fama, editado por primera vez en 1975 y del que este es una tercera edición.
Ya os aviso que salvo que te gusten los programas tipo Iker Jiménez yo os diría que no perdierais el tiempo en leer este libro, no me puedo quejar de la forma pero si de los contenidos, os pongo en antecedentes, cuando Pizarro mando ejecutar a Atahualpa rompiendo su acuerdo de liberarlo si llenaba el cuarto del rescato dos veces de oro y una plata; el libro dice que cuando se disponían a llevarlo al enterarse de la ejecución de Atahualpa lo tiraron unos y otros lo ocultaron en Paititi, en concreto 10 estatuas del tamaño natural de los 10 reyes incas que tuvo el Tahuantisuyu; vamos con la primera, ¿no os parece que en caso de peligro de muerte como así se demostró lo primero hubiera sido recurrir a esas estatuas -por muy sagradas que fueran, los reyes incas también eran dioses-?, ¿qué tiraron el oro por el camino los sacerdotes dando pistas a los tipos barbudos de armadura y a caballo de por donde iban o se alejaban?, eso respecto al oro, si nos ponemos serios ¿alguien en su sano juicio se cree que la tribu machigangas que custodian la ciudad de Paititi coge prisioneros sin dejarlos salir de sus dominios ?, ¿pretenderá humanizar a los machigangas al no matar a sus prisioneros?, no dudo que existan ciudades incas ocultas en la selva, como tampoco dudo que haya ciudades mayas aún por descubrir en otras latitudes, pero de ahí a que se conserven perfectamente y más con lo agresiva que es la selva no se lo cree nadie, es que tenido la ocasión de comprobarlo en Guatemala el año pasado.
Más, la destrucción de una calzada, puentes y otros elementos arquitectónicos de piedra y sobre todo por la forma en la que construían los incas tampoco se hace en 1 día de modo que si los "conquistadores" quisieron seguirlos y siendo grupos de ancianos, mujeres, niños y sacerdotes pues tampoco me lo creo.
Seamos serios, el libro relata experiencias personales pero que seguramente distan un universo de la realidad, que de pie para estudiar la huella inca en la selva peruana pues vale, pero precisamente los incas no tenían puestos sus ojos en la selva; los dioses a los que temían estaban más en otras alturas como el volcán Misti -impresionante en Arequipa y si vais por allí, el museo de la "momia" Juanita es obligatorio pero no es una momia si por momia entendemos a un ser humano rodeado de vendas-; que sirva para seguir estudiando el riquísimo bagaje cultural dejado por los incas, pues también, pues  no dudo que debe haber un universo por conocer pero no hace falta el acicate del oro para hacerlo, debería serlo por el mero hecho del conocimiento.
Estructurado en dos partes, la primera parte consiste en un viaje promovido por el propio escritor con un amigo indio, Eliseo, al que "engaña" para buscar la ciudad perdida siguiendo las leyendas del padre en una falsa partida de caza; después de dejarle con la mieles en la boca, deben volver a casa obligados por la promesa Eliseo le hizo a su padre de no acercarse allí nunca más.
La segunda parte son relatos que vienen a refutar que allí hay algo pero en boca de otros protagonistas, pero son tan creíbles como la primera parte, jesuitas con pistola, pilotos de helicóptero del ejército o vaqueros que pierden una vaca y la persigue por toda la selva; en fin, cuentos para niños porque hasta las leyendas de Washingtong Irving pueden llegar a ser mas creíbles.
En fin, prescindible, para amantes del misterio pero que no escuchen a científicos o antropólogos serios -Iker eso es para hacértelo mirar, todavía me tengo la tripas revueltas del programa de radio que hiciste de los Templarios y de eso hace ya años-, o para los que ven el programa de DMAX de misterios que es también para revolcarse en el suelo, lo que puede inventar con tal de tener a la audiencia pegada al televisor, pues vende más hablar del supuesto montaje de la llegada la Luna que de la conquista espacial, somos así de idiotas.
Vaya me fui por los cerros de Úbeda, hay ejemplos estupendos de historiadores y antropólogos de lo que debe ser el estudio de una leyenda y este libro no lo es.

domingo, 10 de septiembre de 2017

Oste



Jesús María Muniozguren Lazcano
Editorial Gollarín
ISBN: 978-84-941879-7-1

Y nada mejor que poesía para volver a sonreír después del "cabreo" moral que supuso mi última lectura, además con un poemario delicioso, estimulante y vitalista a más no poder.
De ritmo sutil, lectura ágil y sin aristas, el poemario que os traigo enchufa una buena dosis de optimismo; rezuma ganas de haber escrito uno las poesías que estás leyendo y hacerlas propias; separadas en tres capítulos independientes: Yo, Tu y Ellos, todas ellas tiene como hilo conductor el combustible que nos anima a levantarnos todos los días y que no es sino el amor, pero amor con mayúsculas y no esa tanda de chorradas que he leído de poetas jóvenes de la editorial Frida y que todavía me causan pesadillas, la madurez nos hace ver las cosas con perspectiva, incluido el amor y el desamor, y a pesar de sentirnos únicos cuando nos sentimos correspondidos -o no-, no hay dramas existenciales y que a mi me gustan tan poco porque suenan a chantaje emocional.
Tiene este poemario otra característica curiosa, no tienen título ninguno de los poemas, simplemente son números, ¿será eso un homenaje a la formación de ingeniero naval del poeta?, no lo creo, pero me ha parecido curioso; otra característica interesante es que son composiciones breves pero que encierran una historia en si mismas, breves pero "rotundas" y que palabra estoy usando más fea para definir algo sentido y personal pero no se me ocurre ahora mismo nada mejor.
No encontraréis giros locos ni metáforas sin sentido, pues no siempre es necesario para contarnos un sentimiento recurrir a florituras lingüísticas para hacerlo, claro que se puede hacer pero se caería en lo pretencioso y recargado -me niego a decirle barroco a algo que no lo es, más que nada porque me encanta el arte barroco y a pesar de ser recargado no lo encuentro pretencioso- y eso, cuando se cae, me aburre y no ha sido el caso.
Había señalado como siempre que leo un libro de poesía y luego comento deciros que poemas me han gustado más pero en este caso voy a hacer una excepción porque me ha gustado todo él, pero si voy a señalar alguno por lo que he visto reflejados en mi y es lo que me pasó con el poema XL para todas mis meteduras de pata sentimentales que ya alcanzan cotas preocupantes, el III por cada vez que me quejo y no digo nada aunque cada vez me importe menos, el XXX por cada vez que me he abierto en canal para al final resultar que no soy navegable, el VIII por las veces que mis amigos se reían de mi porque pedía mis bebidas con hielos pares y si, tenían que ser pares y el II porque me ha parecido sencillamente sublime su final.
Honestamente, me ha encantado y aunque la editorial es pequeñita yo os animaría a buscarlo y leerlo por descontado, es su primer libro de poesía y creo que han empezado con muy buen pie pues como dice al final del poema II, están brotando en su jardín, flores amarillas y solo tenemos que ir nosotros a verlas -pues cortarlas a mi no me gusta, prefiero verlas crecer libres en la tierra que mustias con el tiempo en un jarrón-.


sábado, 9 de septiembre de 2017

A Sangre y Fuego



Manuel Chaves Nogales
Editorial Libros del Asteroide
ISBN: 978-84-15625-57-5

Vivimos tiempos difíciles, tiempos convulsos y no hay que irse muy lejos para leer que repetimos nuestra historia en un infinito día de la marmota; leer este maravilloso libro de relatos me pone de mala leche, de muy mala leche porque veo que no aprendemos lo más mínimo, que seguimos matándonos a palos sin importarnos el vecino y sosteniendo nuestra razón a fuerza de sangre y violencia.
No me gustan los salvapatrias, ni los que llevan bigotillo ni los que llevan coleta, no me gusta que me llamen idiota por no comulgar con la idea de uno como han tenido la desfachatez de hacer los adalides de la libertad ni que me maten en un paredón por no hacer lo que dice un tipo con sotana; vivo y dejo vivir pero parece que no son tiempos para gente como yo, hoy se imponen ideas, votos, trabajos y miserias y la solución no es ni seguir con lo mismo ni empezar de cero como si lo que han hecho nuestros mayores a fuerza de sacrificio no sirviera de nada. Debería catalogar este libro como una lectura de terror y a punto he estado de hacerlo, terror porque veo con estupor portavoces de la gente que nadie les ha dado esa potestad, sobre todo cuando hablan de la "gente", el "pueblo" o la "nación", y por otro lado, los que se visten de legalidad, normas o ley como si fuesen un mantra.
Este es un libro sobre la libertad, una libertad ajena a colores y credos políticos, un libro indispensable que debería leer todos nuestros políticos y vean que se comportan exactamente igual que hace 80 años, una crítica feroz a esa republica tan bonita e idílica que nos vende la izquierda sin hacer un ápice de crítica, una critica feroz a esos militares que no saben que se deben al pueblo que juraron defender y no matar; es una obra de una persona tremendamente demócrata pero no revolucionario, y ese fue su delito, un delito que no le perdonaron  y cada vez que veo el panorama político español me doy cuenta que es un hombre adelantado a su tiempo; pasamos de las manos del cruel y explotador capital a la manos de la dictadura del jefe de partido o sindicato, del la dictadura de la sotana a la obediencia ciega y sin derecho a levantar la voz del delegado sindical que coloca a su colega de sindicato en lugar de alguien con mejores cualidades.
Los doce relatos se encuentran en todos los frentes imaginables de nuestra terrible guerra civil, en diferentes lugares y localidades y en los dos bandos contendientes pues este demócrata liberal no era ciego y contempló los excesos y barbaridades cometidas en esos aciagos días; me han gustado a rabiar los doce y creo que dos de ellos son inéditos de esta edición, pero no puedo jurarlo pues no he investigado en otras ediciones anteriores; debo decir que se editó por primera vez en Chile en 1937 y eso que no había acabado la guerra aún.
Los doce relatos están sacados de hechos verídicos, con sus héroes y traidores, sus miserias o sus gestas y todos ellos terriblemente tristes, pero digo tristes porque como en la película del Titanic ya sabemos como acaba, que se hunde el barco.
Preparar vuestro estómago, es un libro duro, son historias terribles, sangrantes y descorazonadoras, no hay nada políticamente correcto para nadie, la intolerancia es la única que se lleva el premio y así nos va.
Que Manuel Chaves fuese periodista de formación hace que los relatos se lean de una tacada y con ferocidad lectora, directo y sin pasión sentimental salvo el de amar la vida y la libertad pues a Manuel Chaves le parece tan pernicioso un revolucionario como un reaccionario y no puedo estar de acuerdo, pues ninguno de los dos te permitirá dar tu opinión y se impondrá siempre de forma violenta.
Es una pena que nadie haya dado publicidad o la importancia que tiene este publicación, vende más hablar de las brigadas internacionales o el callejero de Madrid; y parafraseando a Unamuno, me duele España y lo malo es que no hay médico o doctor que la cure y nosotros mismo parece que tampoco queremos curarla, queremos que enferme la otra parte.
En resumen y para salirme de esta entrada más política que otras, formidable y de imprescindible lectura.